La experiencia del paso de un psicópata por tu vida es siempre una experiencia límite de pura supervivencia emocional.

Muy pocas almas se atreverían a elegir pasar por esta vida y experimentar lo que tú has pasado.

Esto queda reservado para las almas muy avanzadas.

Tú, sin duda, lo eres. Tu coraje y arrojo van a ser puestos a prueba. Sin embargo, ten por seguro que el resultado de esta prueba habrá sido un avance espectacular en tu vida.

Un salto cuántico en tu conocimiento de ti mismo y en tu sabiduría.

Al final de todo el proceso te aguarda la consciencia, la libertad y el resultado de ambas: la felicidad.

Mientras esta metamorfosis ocurre has de tener mucha paciencia contigo.

Sentirás aún durante algún tiempo que ya no puedes sonreír.

Como si el psicópata te hubiera robado la sonrisa o que te hubiera arrebatado tu optimismo vital, tus ganas de vivir o de volver a creer en el amor.

Algunas personas se atascan durante algún tiempo en el resentimiento o en el temor a volver a fiarse del amor que sienten por alguien.

Todo esto es normal. Debes darte tiempo.

El proceso de recuperación no es más que el principio de una nueva vida.

En esta nueva vida vas a dejar atrás como una vieja piel todo lo que te convirtió en vulnerable a la acción de los diferentes depredadores en tu vida.

En el proceso de muda de piel, tu recuperación habrá significado el aprendizaje y la internalización de varias lecciones vitales.

Con ellas, habrás aprendido a reconocer y distanciarte de aquellos lobos con piel de cordero que, simulando amor, planifican soterradamente el modo mejor de aprovecharse de tu bondad.

Habrás aprendido a discriminar e identificar a aquellos que socavan tu voluntad de ser feliz o tu libertad como ser humano, y a guardar el oro para los amigos y reservar el plomo para los enemigos.

Habrás contrastado con quienes puedes contar en tu vida en momentos como los que estás viviendo de postración y abandono y quienes han permanecido al margen, lavándose las manos con pasmosa indiferencia.

Habrás podido sorprenderte de la fuerza que, más allá de la destrucción del psicópata, aún reside dentro de ti y te sostiene y lleva a delante a pesar del formidable daño que presentas. Esa fuerza pondrá de nuevo en acción tu voluntad como motor de cambio personal.

Estas dolorosas lecciones te habrán convertido en alguien mucho más honesto, directo, sincero y claro respecto a lo que esperas de una relación de pareja, y a lo que jamás aceptarás volver a soportar en ninguna relación.

Habrás descubierto que lo más importante es que ocupes tu propio lugar en la vida y te pongas en el primer lugar en tu lista de prioridades, sin que ello signifique volverte egocéntrico o narcisista como tu psicópata.

Importantes lecciones de compasión te habrán acercado a una realidad sangrante que compartes solidariamente con millones de personas en este planeta: la injusticia, el abuso y la victimización. Saberte víctima te llevará al perdón de ti mismo, a la solidaridad con otras víctimas como tú, y a la postre, a comprender mejor cómo funciona el mundo que te rodea.

El perdón de ti mismo habrá significado perdonarte respecto a la responsabilidad que tuviste de no permitir que te maltrataran o que abusaran de ti. Con el paso del tiempo, será una semilla que arraigará dentro de ti conduciéndote al perdón de todos aquellos que en tu vida te hicieron daño, incluso también al psicópata, a quien no permitirás volver a regresar a tu vida.

Cuando mires atrás y recuerdes este período de tu vida, lo contemplarás como un tiempo heroico en el que sentiste que por fin debías tomar las riendas y el control sobre tu propia existencia, y tomaste las decisiones radicales que te permitían llegar a tu objetivo esencial: ser total y plenamente feliz en la vida.

Te sentirás orgulloso del modo en que pudiste salir adelante con paciencia, compasión y delicadeza para contigo y para los demás, superando el odio, el resentimiento y la ira, y recuperando tu verdadero ser de luz que el psicópata no soportaba y quiso arrebatarte o destruir en ti.

A medida que alcances de nuevo tu verdadera naturaleza como ser de luz que eres, recuperarás tu verdadera esencia que es el amor incondicional por ti y por los demás, y sabrás que ya nunca volverás a necesitar ningún sucedáneo de lo que tú puedes perfectamente proporcionarte a ti mismo y a los demás.

Tu alma resplandecerá de nuevo y tu luz interior brillará de nuevo en tu sonrisa, ya recuperada.

-Libro: “AMOR ZERO COMO SOBREVIVIR A LOS AMORES PSICOPATICOS-Autor: Iñaki Piñuel

COMPARTIR:

0 0 Votar
VALORACIÓN
Suscríbete
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea.
Ver todos los comentarios.
COMPARTIR:
error: YO SOY DIOSA © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
0
Me encantaría leer tú opinión, por favor comenta.x
()
x