Incluso si el TEPT-C debe tratarse consultando a un profesional, quiero darte algunos consejos sobre cómo comenzar a curarte del abuso narcisista de los padres.

COMPRENSIÓN Y ACEPTACIÓN

El primer consejo es entender a tu madre narcisista, entender por qué hizo ciertas cosas, por qué tus padres son como son y por qué alguien es como es.

Comprender por qué ocurre un determinado comportamiento y de dónde proviene siempre es realmente útil. Te ayuda a poder llegar al punto de aceptación porque ahora puedes aceptar por qué alguien hace lo que hace sin aceptar que su acción es correcta. También te ayuda a darte cuenta ahora como adulto que todo lo que no obtuviste de tu madre no tenía nada que ver contigo.

Como adulto, puedes ser lógico y consciente de ti mismo, entender que las heridas surgieron de esto, que ahora puedes sanar y la única forma en que realmente puedes curarte es en los momentos en que se vuelva a abrir la herida y tú mismo puedas superarla.

Puede que esta no sea la forma más rápida de sanar la relación que tienes con tu madre, pero lo primero que tienes que hacer es aceptarla tal y como es. Ella es incapaz de dar amor, de establecer una conexión real o de estar ahí para ti.

Entonces, cuando ella te haga algo hiriente o te avergüence, puedes alejarte de esa situación porque sabes que no es tu culpa si ella es así. Ella es quien es, y realmente no importa.

Este es el paso número uno, aceptar quién es ella y su incapacidad para apoyarte emocionalmente. Si el comportamiento es muy malo, puedes optar por no tener una relación con ella. El hecho de que tengamos padres no significa que tengamos que relacionarnos con ellos. Cuando nos convertimos en adultos, podemos elegir quién es parte de nuestras vidas y quién no.

DESHAZTE DE LOS PENSAMIENTOS NEGATIVOS

Muchas de las cosas negativas que te están pasando por la cabeza provienen de las relaciones que mantuviste con tus padres porque no te enseñaron cómo mantenerte conectado contigo mismo.

Por lo tanto, cuando llegue ese pensamiento negativo, debes saber que es parte de tu programación. Es parte de esa herida que se abre una y otra vez a medida que creces, es la historia del «No soy suficiente».

Cuando comprendes los orígenes de tus pensamientos y sabes que este pensamiento negativo no proviene de ti, no te unes a este pensamiento porque no forma parte de quien eres. Aprender a controlar los pensamientos que surgen te permite vivir una vida pacífica y feliz.

ENFRENTAR A TUS PADRES

Lo último para la curación es que tienes que aprender a enfrentarte a tus padres y esto no significa que solo le digas a la gente lo que piensas y cómo te has enojado. Defenderte es aprender a amarte a ti mismo, decirle a los demás lo que necesitas de la relación y, que, si no pueden respetar los límites, pueden alterar esa relación y las expectativas que tienes de quién es esa persona y de lo que es capaz.

RE-EDUCACIÓN FAMILIAR

Ser descuidado y maltratado en la infancia te hace carecer de un buen padre interno, por lo que no tienes algo dentro que te esté dirigiendo y cuidando.

Para sanar y funcionar correctamente, debes volver a re-educarte y cuidarte como si fueras un niño, porque si no lo conseguiste cuando eras niño, debes lograrlo ahora o te seguirás lastimando por el resto de tu vida.

Re-educarse a uno mismo es un proceso muy complejo. Ya que se da en múltiples niveles y de varias maneras, dependiendo de cada aspecto de tu vida. Comienza siendo consciente de lo que está sucediendo y luego valídate a ti mismo en lugar de invalidarte que es lo que has estado recibiendo toda tu vida.

En primer lugar, debes ser consciente de lo que estás pensando y de lo que te estás diciendo. En segundo lugar, piensa en la comodidad. Cuando pienses en curarte, piensa en cómo se sentiría un buen padre con respecto a un bebé.

¿Qué esperabas obtener de tus padres? ¿Qué querías que te dijera tu madre y no te dijo? ¿Cómo querías que te tratara? Ese es el primer paso para reeducarte a ti mismo.

Creo que se trata más de aprender sobre ti y de lo que necesitas para calmarte. ¿Cuáles son las cosas que necesitas decirte a ti mismo que sean útiles y alentadoras? Piensa en esto.

Puedes comenzar a entrenarte diciendo cosas como: «Solías hacer cosas como esas, pero me di cuenta de que últimamente te ha ido un poco mejor». Debes tener constantemente activo este diálogo dentro de ti para que te hagas sentir mejor y puedas superar al otro diálogo, que puede ser el crítico interior negativo de tu infancia.

Nunca olvides que tu comodidad es importante. Reeducar a los hijos significa cuidar de su comodidad. Tienes que comenzar a superar el dolor y hacer cosas buenas por ti mismo.

Pero lo más importante cuando se habla de re-educación es la disciplina.

Si has sufrido algún tipo de negligencia, probablemente no recibiste disciplina y, por lo tanto, tener disciplina en la vida cotidiana se volverá muy difícil porque no te criaste de esa manera. Si en la infancia no obtuviste ninguna disciplina, crecerás sin tener un padre interno que sea disciplinario. La disciplina te permite saber cuándo responsabilizarte mientras atraviesas el viaje de sanación.

CONCLUSIÓN

No podemos vivir constantemente en el pasado. Tu madre narcisista creó una herida en ti, pero debes ser capaz de descubrir dónde está esa herida, como se ve, y todo lo que debes hacer para curarla. Y como sucede con cualquier herida, debes quitarte la tirita después de un par de días, limpiarla nuevamente y volver a cubrirla para que pueda sanar por completo.

Ese es el tipo de trabajo que implica la curación, si realmente quieres sanar. Comienza aceptando a tu madre narcisista por lo que es, aceptando que ella es parte de tu pasado y trabajando para crear un futuro mejor para ti.

Y la única manera de hacerlo es aprendiendo a tener esa relación contigo mismo, dándote a ti mismo las cosas que deseas que te hubiese dado ella, para permitirte crecer y no ser co-dependiente y evitar tener esta herida emocional. Podría ser un viaje muy largo, pero no necesitas hacerlo solo. Pide ayuda y la obtendrás.

Recuerda que un viaje de mil millas comienza con un solo paso y espero que esta información y éstos tips sean un buen primer paso para ti.

Te recomiendo el Libro: «Madres Narcisistas» de Caroline Foster.

Con amor, Evelyn.

Compartir

0 0 Votar
Article Rating
Suscríbete
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea.
Ver todos los comentarios.
Compartir
error: YO SOY DIOSA © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
0
Me encantaría leer tú opinión, por favor comenta.x
()
x