Si trataste con una madre narcisista, es probable que ocurriera una de estas dos cosas: te controlaron mucho o te ignoraron.

O puede que hayas experimentado una combinación de ambos, en cualquier caso, te robaron una infancia sana y normal y, a menudo, enfrentarás más dificultades cuando serás adulto.

Existen varias categorías para clasificar a las madres narcisistas, estas van desde negligente hasta tiránica. El primer paso del viaje de sanación consiste en tomar conciencia de todas las situaciones abusivas que podrías haber sufrido.

LA MADRE NARCISISTA ABIERTA SEVERA

Este tipo de madre te hará sentir no amado porque está muy ensimismada. Está completamente absorta en sí misma y siempre buscando recibir atención. La vida para ella es un escenario en el que siempre tiene que ser ella la estrella. Estas madres pueden criar a sus hijos, presumir de ellos ante sus amigos, a los cuales dice: «Ves lo que he creado; mis hijos son mi orgullo y alegría».

Esto puede ser muy perjudicial para los niños que crecen aprendiendo que esta es la única forma de estar en el mundo. Para poder ser siempre el tipo de hombre que ella espera que sea, este niño debe renunciar a ser completamente él mismo. Cuando su hija se convierte en una mujer joven, la madre narcisista abierta comienza a competir con ella, lo que puede volverse rápidamente en algo muy desagradable. Este tipo de madre también le mostrará cuánto está suponga una carga para ella. Una vez más, el ensimismamiento predomina, y es entonces que ella le hará saber cuánto dinero le costó criarla y cuánto le está costando aún visto que ella nunca tiene tiempo para sí misma.

Un día, la madre narcisista te sacará del nido. Ella te querrá fuera lo antes posible. Ella querrá que crezcas sin darte las herramientas adecuadas para que puedas salir al mundo y tener éxito.

Otras madres narcisistas abiertas hacen todo lo contrario; quieren mantenerte con ellas por siempre y prohibirte que las dejes porque se sentirían muy abandonadas. Estas te recompensarán con la codependencia.

Otro tipo de madre narcisista abierta es la que quiere sentirse necesitada y, que, al mismo tiempo, te va a abandonar cuando tus necesidades se vuelvan demasiado grandes. No quiere que seas demasiado autosuficiente o independiente, porque entonces existiría la amenaza de que no satisfagas sus necesidades.

La madre narcisista abierta no reconocerá tus emociones; no podrás expresarte completamente, porque en el momento en que ocupas demasiado espacio, te conviertes en una amenaza para ella.

Es por esto que ella siempre intentará derribarte, pero no reconocerá cuando te lastime. Ella dirá cosas que nunca deberían decirse.

Una vez que hayas llegado a su mismo nivel de competitividad, cuando comiences a convertirte en una adolescente independiente que tenga su propia vida, ella tratará de continuar destruyéndote para poder seguir fortaleciéndose. Ella necesita estar siempre en la cima.

Intentará salir con tus amigos e incluso intentará hacerse cargo de tu grupo de compañeros. Es el tipo de mujer que está siempre en busca de la eterna juventud. Establecerá relaciones triangulares también entre hermanos.

La triangulación es increíblemente tóxica, especialmente en una familia. Las madres narcisistas susurrarán una cosa a uno de sus hijos y otra a otro, los enfrentarán, crearán conflictos entre ellos y se sentarán a disfrutar del drama que acaban de crear.

Y por supuesto, si intentas encararla acerca de esto, ella lo negará todo. Ella es una santa. Siempre busca a quien culpar y la culpa recae sobre todos a su alrededor. Ella es el centro de atención, y todo gira a su alrededor. Esto es lo que crea la triangulación.

Si posteriormente tienes el coraje de buscar la verdad y descubrir lo que realmente sucedió, podrás confirmar tus historias con las historias de tus hermanos o hermanas o primos, cuanto más mejor, entonces con suerte podrás crearte una imagen mucho más precisa.

Por supuesto, esa imagen se contaminará si las otras personas se han convertido en monos voladores, ya que tendrán una visión distorsionada de la realidad, lo que aumentará aún más el conflicto.

Desafortunadamente, la dinámica de la familia promedio en estos días a menudo está más o menos dividida y, por lo general, hay más disfunción y menos cordura, por lo que ser una persona abierta te costará mucho.

Esto puede costarte el destierro, que está codificado en nuestros genes como la peor forma de castigo. Cuando estás fuera del clan, cuando has sido expulsado de la tribu, estás fuera y, por lo tanto, puedes ser amenazado por todo tipo de depredadores. Es por esto que la soledad puede ser tan devastadora para nosotros porque nos hace sentir amenazados y expuestos.

Nunca te sentirás escuchado, visto o capaz de tener éxito, así que estarás atrapado entre la vergüenza y la culpa. Si no haces lo suficiente, te avergonzarás, si haces demasiado, te sentirás culpable. De cualquier manera, ella te hará sentir horrible.

He escuchado decir que las hijas jóvenes tienen mucho éxito solo para descubrir que su éxito amenaza su relación con su madre. Lo que sucede es que la madre siente que no puede disfrutar completamente del éxito de su hija porque la hija ha elegido entre su éxito y su madre.

Ahora, si la hija conociera a la persona con la que estaba tratando, podría ser mucho más fácil tomar la decisión de no volver con la madre tóxica. Pero debido a la idea de que las madres necesitan ser veneradas y no debemos separarnos de ellas, la hija entra en conflicto.

La madre narcisista abierta dará mensajes realmente contradictorios, por un lado, se mostrará orgullosa de ti y por el otro te lastimará sutilmente.

LAS MADRES SÁDICAS NARCISISTAS SEVERAS

Estas madres encierran a sus hijos en sus habitaciones. A menudo son alcohólicas y completamente negligentes. Dejan que las calles críen a sus hijos y no les importa lo que les pase. Hablamos de un nivel de abandono tremendamente profundo.

En ocasiones estas se acompañan de una serie de nuevos esposos. Estos padrastros muchas veces abusan sexualmente de los niños, creando un ambiente poco saludable para criar a un hijo. Muchas familias no merecen criar niños porque simplemente no les proporcionarán un entorno seguro.

Desafortunadamente, el resultado de esto es que un gran número de personas criadas de esta manera aprenden a valerse por sí mismas. Han sido destrozados por dentro porque no han recibido el sustento, el amor, la compasión y la protección que necesitaban cuando eran niños y que les correspondía por el solo hecho de haber nacido.

Los hijos adultos de este tipo de madre narcisista seguramente sufrirán un trastorno de estrés postraumático complejo (TEPT-C).

LA MADRE ENVOLVENTE

Esta es la madre narcisista más encubierta. En lugar de enseñarte a construir una vida propia, te pone las esposas emocionales y nunca te deja ir.

Las madres emocionales pueden parecer perfectas, siempre cuidan a sus hijos, pero en realidad están solo convirtiéndolos en bebés para toda la vida.

La madre envolvente nunca te permitirá crecer. Si eres un hombre, siempre estarás atrapado en la condición de mitad hombre mitad niño. Los niños que se ven en esta situación están atrofiados emocionalmente de muchas maneras porque han quedado impresos con el mensaje de que no es seguro fuera del hogar, y que siempre es mejor estar cerca de mamá.

Esta es una forma de entrenamiento de codependencia que no permite que los niños salgan y aprendan las habilidades de supervivencia y asertividad para tener éxito. Su independencia no será apoyada, en cambio el niño será castigado cuando tratará de ser independiente.

Esto puede ser extremadamente dañino para los hombres, especialmente para los niños, porque hablamos de un componente limitante, o sea, el miedo al abandono. La madre narcisista quiere verter todo su amor, toda su atención en los niños y hacerlos el centro de su mundo y muchas veces esto ocurre como resultado de una mala relación con el padre de sus hijos.

Si el padre no se va, la mayoría de las veces descuida a los niños y especialmente descuida a su esposa, por lo que ella lo convertirá en un monstruo ante los ojos del niño, y el niño tendrá que ocupar el lugar del padre ausente.

El hijo tendrá que crecer muy rápido y será recompensado por estar ahí para su mamá. Básicamente se convertirá en su esposo sustituto. Es algo que se conoce como parentificación.

Esto a veces crea hombres realmente sensibles, abiertos y generosos, el problema es que sus límites serán muy frágiles. No hay suficiente intercambio en la relación y simplemente trabajarán hasta el cansancio para satisfacer a una mujer, porque eso es lo que hicieron por sus madres. Esta ha sido la dinámica de la relación con su madre y continuarán con esta dinámica en sus relaciones románticas.

El problema con esto es que es muy fácil que otros narcisistas, sociópatas, psicópatas y mujeres sin límites se sientan atraídas por este tipo de hombre para luego destruirlo.

Estos hijos adultos de madres narcisistas envolventes se sentirán realmente dolidos y se dirán: «Estoy haciendo todo lo que puedo, soy la mejor versión de mí mismo, mi madre me crió con los valores correctos y aun así me siguen pateando el trasero. ¿Por qué?” Pues ahora ya sabes por qué.

La madre envolvente puede pensar en su mente que está haciendo lo correcto, pero no es así; ella está sofocando a sus hijos. Una relación sana entre un padre y un hijo, especialmente una madre y un hijo, está basada en el respeto y la entrega de espacio.

Los niños necesitan sentir que pueden ser completamente ellos mismos y desarrollarse por quienes son, para que puedan convertirse en la persona que deben ser. Los buenos padres sanos apoyarán esa independencia y separación.

-Extracto del Libro: «Madres Narcisistas» de Caroline Foster.

Compartir

5 1 Votar
Article Rating
Suscríbete
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea.
Ver todos los comentarios.
Compartir
error: YO SOY DIOSA © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
0
Me encantaría leer tú opinión, por favor comenta.x
()
x