Los narcisistas pueden infligir dolor a otras personas y aun así dormir bien porque no pueden empatizar con el dolor ajeno.

La razón por la que realmente infligirán dolor a las personas es por algo llamado suministro narcisista: los narcisistas siempre tienen que alimentar su ego.

El trastorno narcisista de la personalidad podría estar enraizado en el abuso infantil. El narcisista ha crecido sin desarrollar una personalidad. En lugar de comportarse como una persona real, las funciones psíquicas múltiples funcionarán sólo si la persona recibe energía emocional del exterior. Es por eso que los narcisistas consideran a los demás como una extensión de sí mismos.

Sin la relación con la víctima, su psique se desintegra. Crean una red de relaciones tormentosas e intrigas que son necesarias para su supervivencia, causando reacciones emocionales en sus víctimas.

El suministro narcisista puede ser positivo o negativo. El suministro narcisista positivo sería algo así como un deseo o una necesidad de admiración. Cuando un narcisista abusa de alguien y esa persona tiene una fuerte reacción emocional ante ese abuso, el narcisista se siente poderoso. Y cuando se dan cuenta de eso pueden controlar las emociones de las personas, lo que puede considerarse como un suministro negativo.

Los narcisistas carecen de empatía y, por lo tanto, es posible que no muestren la validación del amor a sus hijos, por lo que, si fuiste criado por padres narcisistas, entonces fuiste privado y estas hambrientas de amor y lo más probable es que hayas sido abusado emocionalmente.

Por lo tanto, no solo te negaron su amor, sino que también jugaron contigo y te atormentaron, para poder llenar ese suministro negativo con tus reacciones emocionales.

Por lo general, los niños no son conscientes del abuso psicológico y emocional que sufren, y se dan cuenta de eso solo en la edad adulta. Muchos hijos adultos de padres tóxicos aún no se han dado cuenta de que sus padres fueron narcisistas patológicos. Puedes reconocer la crianza narcisista a partir de estos signos:

Sentimientos de culpa narcisistas.

Los padres narcisistas actúan como si te estuvieran haciendo un favor al alimentarte, vestirte y darte un hogar. Siempre que quieran algo de ti y tú te niegues porque tienes derecho a negarte, te recordarán a cuánto renunciaron para criarte o cuánto se han sacrificado por ti, diciéndote, frases como: «Si yo no te tuviera, mi vida sería mejor.” Esta es una forma de abuso emocional, así que, si tus padres hacen esto, es una señal de alerta del trastorno narcisista de la personalidad.

Amor condicional.

Los padres que son emocionalmente saludables aman a sus hijos pase lo que pase. Cuando sus hijos hacen algo mal, los castigan, pero para los niños es obvio que son amados.

Los narcisistas no muestran amor por sus hijos. No tienen la capacidad de amar a sus hijos, por lo que solo darán amor condicional, por ejemplo, te amaran si tienes éxito en algo o si pueden presumir de ti ante sus amigos.

Ahí es cuando te mostrarán amor y afecto, pero en el momento en que hagas algo que los avergüence o te rebeles contra ellos, te quitarán su amor por completo. Te darán el tratamiento silencioso e incluso podrían hacer cosas turbias para recuperarte. Y cuando uno de estos padres te cría, es fácil entender por qué te conviertes de adulto en un clásico complaciente.

Creces pensando que todo amor es condicional, porque eso es lo que tus padres te enseñaron y por eso constantemente sientes que debes demostrar tu valía para ser amado. Constantemente sientes que tienes que hacer felices a todos para ganar amor. El sentimiento de vergüenza siempre está ahí dentro de ti, haciéndote sentir que no eres lo suficientemente bueno.

Sin límites.

Los narcisistas ven a sus hijos no como individuos sino como extensiones de sí mismos, por lo que sienten que estos son de su propiedad. No ven a su hijo como ser humano pensante que merece privacidad y respeto. Los padres narcisistas siempre cruzarán tus límites, y eso incluye entrar a tu habitación sin llamar, no respetar tu privacidad en el baño, etc.

Una situación común y realmente inquietante con las niñas criadas por madres narcisistas es la cuestión de la verificación de la virginidad. Puedes imaginar lo que sucede en la mente de una adolescente cuando su madre la obliga a tomar una prueba de virginidad para demostrar su inactividad sexual. Podría ser algo traumatizante, pero a los narcisistas no les importa porque piensan cosas como: «Tú eres mía, ese es mi cuerpo, esa es mi virginidad; eres una extensión de mí por lo que puedo hacerte lo que quiera». Esto puede ser bastante perjudicial.

Celos.

Cuando las madres miran a sus hijas, ven juventud y belleza, una madre normal querría cuidar eso y ayudar a que florezca y crezca. Pero una madre narcisista siente celos y tratará de destruir la autoestima de su hija, e incluso competirá con ella. Las madres narcisistas compiten especialmente con sus hijas desde el momento en que estas nacen. Si alguien le presta más atención a la niña que a ella, se molestara.

Tomando crédito por tus logros.

Los padres narcisistas generalmente hacen esto en público, pero no en privado.

Falta de empatía.

Estos padres no tienen la capacidad de sentir el dolor de otras personas y, lo que es peor, a menudo disfrutan viendo a los otros sufrir.

Entonces, si alguna vez has estado en una situación en la que solo necesitabas que tus padres empatizaran contigo y te dijeran: «Todo va a estar bien», y realmente no pudieron hacerlo, puede ser a veces una señal de que podrían tener un trastorno narcisista de la personalidad.

Peor aún es el hecho de que incluso puede parecer que disfrutan con tu dolor. Es extraño que los padres hagan esto y por eso se dice que sufren un trastorno de personalidad.

Infantilización.

Los padres narcisistas harán todo lo posible para mantener a sus hijos en un estado de dependencia infantil eterno. No quieren que sus hijos crezcan y ganen su independencia porque eso significaría que se irían por su cuenta. Y no pueden dejar que eso suceda porque, ¿cómo podrían llenar el suministro que le proporcionan sus hijos?

Por lo tanto, quieren mantener a sus hijos cerca el mayor tiempo posible, y la mejor manera de hacerlo es básicamente capacitarlos para que sean indefensos.

Por lo tanto, no enseñarán a sus hijos a cocinar u otras cosas básicas que se supone que deberían enseñarles. Al final, el niño siempre sentirá: «Soy dependiente de mis padres y no puedo lograr nada sin ellos». También existe abuso mental porque constantemente humillan a sus hijos mientras les recuerdan que son indefensos.

En este estado, nunca tratarás de pedir ayuda; siempre sentirás que tienes que volver con tus padres porque tu autoestima es baja y muy mala. Sientes que todo el mundo está en tu contra. La verdad es que existen personas en el mundo que estarían felices de ayudarte y que te amarían más de lo que tus padres podrían hacerlo, pero los padres narcisistas no quieren que lo sepas, porque eso significa que los dejarás y entonces no tendrán de quien abusar y perderán una fuente de suministro.

Nunca admiten sus errores.

Nunca esperes que un narcisista se disculpe. No lo hará porque no se siente mal por lo que ha hecho. Algunas veces reconocerá algo y luego te dirá que no sucedió. Si no te está haciendo gaslighting, probablemente esté volteando la situación para convertirse en la víctima. Nunca admitirá sus errores.

Proyectando malos rasgos sobre ti.

Tus padres pueden ser visiblemente egoístas, desconsiderados, malvados y negativos. Pero por alguna extraña razón, te arrojarán esas cosas como si fueran tuyos esos rasgos.

Destruyendo tu autoestima.

Algunos padres narcisistas pueden llamarte abiertamente bola de grasa, algunos, en cambio, lo harán de manera más sutil, diciéndote: «Oh, ¿vas a usar esa camisa para salir? Te queda estrecha». Esta es una actitud engañosa y pasivo-agresiva, pero lo suficientemente sutil como para plantar pequeñas semillas de inseguridad en tu cabeza. Estas semillas germinan y empujan tu autoestima al suelo.

Como resultado, creces sin amor propio, sin autoestima y no puedes dejar de prestar atención a esa voz en tu cabeza que te dice que no eres digno o que no eres lo suficientemente bueno.

Otra forma en que bajarán tu autoestima es comparándote con otras personas. Te comparan con otros niños, haciendo que parezca que a ellos les tocó lo peor: «¿Por qué no podría tener un hijo que actúe de este modo o de este otro?»

Incluso si haces lo mejor que puedes, nunca serás lo suficientemente bueno para ellos porque siempre encontrarán a una persona con quien compararte. Solo tienen que hacerte sentir mal contigo mismo porque, no lo olvides, tienen una herida dentro de ellos. Se avergüenzan de sí mismos y, para luchar contra eso, intentan arrojarte esa vergüenza.

Causando drama.

Estos padres disfrutan el drama porque se alimentan de respuestas emocionales. Por ejemplo, si tienes hermanos, nueve de cada diez veces, uno de tus padres, el que sea narcisista, tratará de hacer que ustedes se detesten. Esto sucede sobretodo porque los padres narcisistas tienden a tener un hijo favorito llamado «El niño dorado», por lo que a menudo necesitan otro que sea «La oveja negra.»

Los padres narcisistas hacen que la oveja negra se sienta como basura, como si no importara y como si fuera inadecuada. Luego pondrán al niño dorado en un pedestal. Pero recuerda que realmente no aman al niño dorado; simplemente aman la imagen que representa este niño.

Tratarán de enfrentar a los hermanos unos contra otros y como viven para el drama, prosperan en situaciones donde exista un buen potencial de reacciones emocionales altamente explosivas. Te sentarán y hablarán sobre tus problemas y harán que parezca que están tratando de meterse en tu cabeza para ayudarte, pero realmente están solo tratando de obtener una respuesta emocional tuya y molestarte.

Probablemente terminaras llorando una conversación que comenzó con solo una pregunta. A menudo, necesitan convocar reuniones familiares porque se están quedando sin drama y están buscando una respuesta emocional.

-Extracto del Libro: «Madres Narcisistas» de Caroline Foster.

Compartir

5 1 Votar
Article Rating
Suscríbete
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea.
Ver todos los comentarios.
Compartir
error: YO SOY DIOSA © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
0
Me encantaría leer tú opinión, por favor comenta.x
()
x