De tu dolorosa experiencia de formar pareja con un psicópata ó narcisista (ó cualquier tipo de relación tóxica) nacerán en ti nuevos aprendizajes e insights. Nunca volverás a ser la misma persona.

Si te tomas en serio la tarea de aprender y crecer de esta relación, llegará un día en que veas el inmenso paso adelante que ha supuesto para ti haber aprendido a salir adelante.

Tomarte en serio tu recuperación incluye adoptar una serie de firmes resoluciones que deberás grabar en tu mente para hacerlas respetar por ti mismo y por todos los que te rodean.

Aquí te dejo sugeridas unas cuantas, que pueden convertirse en tu lista NUNCA MÁS. Por supuesto, puedes confeccionar la tuya propia, más adaptada a tu situación o tus prioridades.

1. Nunca más volveré a someterme o a ceder sumisamente ante nadie. Cualquier hombre o mujer que me lleve a un estado de sumisión no merece mi afecto ni menos aún ser dueño de mi corazón o de mi alma.

2. Nunca más volveré a tolerar comentarios críticos, mordaces o cínicos que puedan herirme en torno a mi aspecto físico, mi edad, mi cuerpo, mi peso, mi profesión, o cualquier otro tipo de inseguridades que pudiera tener. Un buen compañero nunca buscará hundirme, sino levantarme y aceptarme incondicionalmente.

3. Nunca más huiré hacia adelante en una relación. Me comprometo a tomar distancia al menos una vez al mes para retirarme y meditar acerca de a dónde va mi relación con alguien, asegurándome de ser amado y respetado y no meramente seducido o adulado mediante bombardeos amorosos.

4. Nunca más dejaré que ningún compañero me maltrate psicológicamente o de otra forma. Recordaré preguntarme periódicamente si yo trataría a alguien de este modo, y si la respuesta es negativa, no me permitiré seguir siendo maltratado.

5. Nunca más dejaré al margen mi intuición o mi sexto sentido para detectar desde el principio las malas vibraciones, los sentimientos de confusión, de culpa o el mal humor.

Pondré límite a mis racionalizaciones y confiaré en mi yo interno.

6. Nunca más preferiré estar en malas compañías a estar solo.

7. Nunca más permitiré que me echen la bronca, me denigren o me hablen en un tono de superioridad o paternalista. Las buenas parejas no enfurecen.

8. Nunca más permitiré a mi pareja a llamarme celoso, posesivo, controlador, loco o inestable, ni le permitiré ninguna otra forma de proyección.

9. Nunca más aceptaré la inequidad o la falta de reciprocidad en una relación de pareja.

La reciprocidad positiva y la mutualidad hace crecer la relación. La inequidad, el abuso y la dominación psicológica y mental, no. El amor nada tiene que ver con dominar al otro.

10. Nunca más volveré a sentir dubitación o inseguridad sobre estos principios sagrados que deben regir mis relaciones afectivas. Si en algún momento me olvidara de ellos, buscaré ayuda de un amigo o de un terapeuta experimentado y no actuaré bajo la presión o los impulsos, ni aún menos desde la vergüenza o la culpabilidad.

Tú Nombre:

Tú Firma:

COMPARTIR:

0 0 Votos
VALORACIÓN
Suscríbete
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea.
Ver todos los comentarios.
COMPARTIR:
error: YO SOY DIOSA © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
0
Me encantaría leer tú opinión, por favor comenta.x
()
x