Desafortunadamente, en algún momento de la vida, muchos hijos adultos de padres narcisistas se ven obligados a cuidarlos porque son viejos, están enfermos y les queda poco tiempo de vida.

Este es un gran desafío porque el niño no solo ha sufrido una vida de abusos, sino que además ahora tendrá que cuidar a alguien que continuará haciéndole sentir mucha culpa y vergüenza.

Desafortunadamente, los padres narcisistas, independientemente de su edad, siempre tendrán ese deseo de hacerte sentir como si nada de lo que haces fuese lo suficientemente bueno. Ahora que son dependientes, no importa lo que hagas, nunca será suficiente, y se asegurarán de hacértelo saber cada segundo que pases con ellos.

Esta situación es muy deprimente y desalentadora. Te hará sentir mucha vergüenza y de manera abrumadora. Entonces, lo primero que debes hacer es separarte emocionalmente para no ser constantemente maltratado emocionalmente.

Debes reconocer que «nunca soy suficiente», «nunca hago lo suficiente» y cualquier pensamiento que el narcisista quiere que sientas no es algo que puedas satisfacer. No importa si estás despierto las 24 horas del día, siete días a la semana, ni siquiera si estas comiendo, bebiendo o respirando. Para el narcisista, nunca será suficiente. Intentar cumplir con las peticiones del narcisista es como tratar de llenar un vaso con un agujero en el fondo. Puedes seguir vertiendo y vertiendo, pero nunca se llenará, y la falta no está en el líquido que se vierte en el vaso. El vaso está roto y así es como tienes que ver al narcisista. No es que no estés haciendo suficiente; no es que no seas un buen niño o que nunca puedas hacer exactamente lo que quieren. Es que están rotos a tal punto que nunca podrán ver todo lo que haces. Nunca valorarán todo lo que haces, pero no porque tú seas el problema; el problema es el narcisista.

A pesar de que sabemos esto, la razón por la cual los insultos del narcisista nos hieren tan profundamente es porque hay una pequeña parte dentro de nosotros que cree en esos insultos.

El padre narcisista puede decirte que eres una hija horrible. Pero si estás 100% convencida dentro de ti de la gran hija que eres, ese insulto no tendrá el mismo efecto que si te asalta la duda de si el narcisista podría estar en lo cierto. Esa duda podría hacer que la marca del abuso sea peor aún.

Entonces, una de las formas de lidiar con la culpa es comenzar a darte cuenta de quién eres, ver tu valor no a través de los ojos de tu padre narcisista sino a través de tus propios ojos: «¿Qué clase de hija o cuidadora soy?» encuentra tres o cuatro cosas que haces que te muestren que estás haciendo un gran trabajo que eres una persona amorosa.

No necesitas que el padre narcisista se dé cuenta de que eres una gran hija, una gran cuidadora. La única persona a la que necesitas convencer para sanar y no sentirte tan culpable es a ti misma, porque el padre narcisista te ha entrenado para que solo encuentres fallas en ti.

Cuanto más fuerte sea la autoestima que tengamos, menos nos afectarán los insultos y humillaciones del padre narcisista. Si no quieres sentirte culpable, debes comprender y descubrir la verdad a través de tus ojos, no a través de los ojos de una persona que es emocionalmente abusiva.

Tienes que entrenar tu mente para descubrir quién eres de una manera positiva, para que cuando otros duden de ti, tú no lo hagas. Esto es realmente importante para las personas con padres narcisistas que están envejeciendo. Tienen que estar con estos padres y escuchar mucha negatividad. Tener una autoestima sólida y trabajar en ella a diario ayudará a combatir esos sentimientos de culpa.

Otra cosa que te ayudará será aprender a manejar una conversación negativa. Un padre narcisista siempre te lanza golpes y dardos, especialmente cuando menos lo esperas. Si aprendes a manejar la conversación, podrás evitar meterte en otra batalla dramática.

Hay algunas frases que puedes repetir cuando el padre narcisista comienza a atacar tu forma de cuidar de ellos y te hace sentir como si nada de lo que haces fuese suficiente o no fueses lo suficientemente bueno. Cuando el padre narcisista grita, puedes decir algo como «Bueno, tienes derecho a tener tu propia opinión» o «Es una pena, ves las cosas de manera negativa, parece que estás muy enojado» o «Si esa es la forma en que quieres ver las cosas, tienes derecho a tener tus propios puntos de vista», o «lo siento, es tan difícil para ti sentirte satisfecho». Esas declaraciones serán geniales cuando los narcisistas te dirán algo negativo, porque tienes que entender la razón por la que dicen algo negativo.

La razón por la que te critican es que cuando te sientes negativo y tienes una respuesta emocional negativa, les estás dando un golpe de suministro narcisista; ellos lo perciben en tu cara y en el tono de tu voz. Cuanto más les respondas con una respuesta emocional negativa, más se elevará el nivel y ellos se volverán adictos a ese nivel, así que al día siguiente regresarás y será lo mismo, o incluso peor.

Si has elegido cuidar a tu vieja madre narcisista, podrás hacerlo sin ser una víctima separándote de su juicio y neutralizando sus quejas.

-Extracto del Libro: «Madres Narcisistas» de Caroline Foster

Compartir

0 0 Votar
Article Rating
Suscríbete
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea.
Ver todos los comentarios.
Compartir
error: YO SOY DIOSA © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
0
Me encantaría leer tú opinión, por favor comenta.x
()
x