Los narcisistas provocan una situación a propósito para alimentar su suministro narcisista. Por ejemplo, tu madre narcisista provoca una situación al hacer una pregunta inocente, una pregunta sobre un punto de vista o tu opinión sobre algo, y solo te está preparando para que des una respuesta negativa, que le permitirá obtener su suministro narcisista.

Este tipo de madre obtiene su suministro narcisista al hacer que sus hijos sientan emociones negativas. Si tu madre narcisista puede hacerte llorar, enojar, frustrar, sentir mal, lo hará para poder obtener un poco de suministro narcisista.

Esa es la primera verdad fundamental que tienes que reconocer.

Una vez que reconoces la verdad, evitar todo tipo de contacto es la mejor solución para salvarte del abuso narcisista. Pero esto es a menudo imposible por muchas razones por lo que tenemos que encontrar soluciones alternativas.

Dado que no puedes cortar el contacto, lo primero que debes hacer es evitar dar respuestas emocionales negativas, pase lo que pase. Esa es una manera de no permitirte proporcionar ese golpe de suministro narcisista que tanto necesita tu madre narcisista.

Entonces, probablemente estés pensando: «¿Cómo voy a hacer eso cuando ella constantemente provoca situaciones?»

Como no puedes cambiar al narcisista, lo que puedes hacer es replantearte la experiencia: en lugar de sentirte impotente y enojado, puedes reformular la experiencia. Solo así conseguirás darle otro significado.

Por ejemplo, cuando ella entra a tu habitación y te interrumpe, lo primero que probablemente sucede es que te tensas y surgen tus emociones negativas. Tu sistema de lucha o huida se activa porque sabes que no va a terminar de manera positiva. Si puedes cambiar y replantear esto en lugar de enfocarte en lo negativo, transformarás tu enfoque en algo positivo. Por ejemplo, puedes decirte a ti mismo: «Esta es una oportunidad para demostrarme a mí mismo que tengo el control de mis emociones y que puedo decidir cómo sentirme sobre lo que está sucediendo».

Cuando ella te hará preguntas, sin importar lo que respondas, se irá y no le importará lo que digas. Entonces, una vez más, vuelves a revivir esto en tu mente y dices: «Me pregunto cuántas palabras podré pronunciar antes de que ella se vaya». No desperdicies tu energía; puedes dar una respuesta genérica y al mismo tiempo estar consciente de que la estás usando para replantear la situación.

Al verlo de esta manera, en lugar de las tensiones negativas, la ira y la sensación de impotencia que surgen, verás todo como una oportunidad, porque estarás viendo el problema de manera más positiva.

La madre narcisista quiere que te sientas emocionalmente negativa para poder sentirse mejor consigo misma; ella mide su salud emocional haciendo que sus hijos se sientan mal. Está enferma, es horrible, pero es la realidad y una vez que nos damos cuenta de eso, podemos comenzar a recuperar nuestro poder. Solo entonces te negarás a ser el objetivo del golpe de los narcisistas. Ya no te sientes impotente; sientes tu propio poder, viviendo la experiencia de forma más positiva. No puedes cambiar la experiencia.

No puedes cambiar las circunstancias, pero puedes cambiar el significado de la experiencia cambiando tu punto de vista por uno más positivo, ya solo esto te hará sentir mejor. Te sentirás más empoderado, te sentirás más positivo. Replantear forma parte de la técnica de PNL, y es muy útil cuando no puedes cambiar una circunstancia. Ya no quieres que esa circunstancia te haga sentir negativo y eres capaz de cambiar el significado de la misma.

Otra buena estrategia es la emergencia repentina, tener una razón válida para disculparte a ti mismo. Una emergencia repentina puede ser algo así como: «Esa es una muy buena pregunta, pero desafortunadamente recibí una llamada de mi jefe, tengo que regresar a la oficina; tal vez tenga la oportunidad más tarde de responderte eso». Y te vas.

Otra emergencia repentina que podrías inventar cuando te esté haciendo esa pregunta, es mirar tu teléfono y decir: «Me encantaría responder eso ahora mismo, pero acabo de recibir un mensaje de texto y tengo algo que hacer, pero tal vez más tarde pueda volver a seguir hablando contigo”. O cuando ella esté entrando, si ya sabe lo que sucederá antes de que ella llegue a la pregunta, podrías decirle algo como «oye, siento interrumpirte, pero tengo que ir a darme un baño». Tengo un poco de prisa, pero sabes que hablaremos más tarde» o algo así.

Estas son dos técnicas separadas que puedes usar.

Una emergencia repentina no es algo que puedas usar todo el tiempo porque tu madre narcisista se dará cuenta, pero es un cambio de actitud. Y también la primera técnica de reformulación y por lo tanto una solución temporal.

Estas son soluciones temporales que te ayudarán a lidiar con tu situación actual y, en el futuro, una vez que no estés bajo el mismo techo que tu madre narcisista, con poder avanzar hacia el establecimiento de límites.

Por el momento, estas son dos posibilidades que puedes usar y que te ayudarán a evitar que sigas siendo víctima de un narcisista.

-Extracto del Libro: «Madres Narcisistas» de Caroline Foster

Compartir

0 0 Votar
Article Rating
Suscríbete
Notificar a
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea.
Ver todos los comentarios.
Compartir
error: YO SOY DIOSA © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
0
Me encantaría leer tú opinión, por favor comenta.x
()
x