Sexualidad Sagrada

La adicción al porno: desconexión del corazón y del poder creativo

Los tiempos de hoy están siendo más que nunca manipulados negativamente para incrementar todo tipo de adicciones como parte del control de masas. Parte de la estrategia del fortalecimiento de los programas de adicción es la pornografía. Gran parte del contenido en internet es porno; y con la accesibilidad del porno gratis que existe hoy en la red, personas de todas las edades, encuentra todos los días en el porno un gran refugio para los fuertes niveles de ansiedad y desconexión emocional que se están experimentando colectivamente en el mundo.

Cada vez que miras pornografía, tu cerebro recibe un golpe de dopamina; y cuando haces click vídeo tras vídeo, tus niveles de dopamina se disparan. Esto hace que tu cerebro con el tiempo apague y desensibilice los receptores de dopamina al grado que cuando no miras pornografía, te sientes ansioso y deprimido, a menudo buscando otras actividades adictivas para nunca llegar al bajón emocional. Mirar pornografía es como cualquier otra droga, que alivia al momento el estrés pero a largo plazo termina distorsionando el cerebro causando disfunciones físicas, mentales, emocionales y sexuales tanto en hombres como en mujeres.

La pornografía distorsiona por completo la visión de la sexualidad del ser humano y es la herramienta más importante de la agenda oscura que fortalece los programas de Miseria Sexual funcionando fuertemente en nuestro planeta, que busca crear la mayor cantidad de seres desconectados de su corazón y verdadero poder creativo.

Muchos de nosotros y sobre todo las nuevas generaciones, se encuentran experimentando una fuerte des-conexión en las relaciones humanas y aprenden sobre el sexo a través del porno. La pornografía representa una visión de la sexualidad falsa y completamente desconectada del verdadero amor creando arquetipos de belleza erróneos que promueven baja autoestima y promueve la reproducción de programas Víctima – Victimario, que relega al ser humano a experimentar el verdadero placer a través de orgasmos inmediatos de corta duración que promueven el robo de energía sexual y el agotamiento energético.

Mirar porno nos hace olvidar cómo sentir amor por nosotros mismos y por las demás personas. Nos hace olvidar cómo conectarnos auténticamente con una pareja y cómo tener orgasmos no solo a nivel sexual si no orgasmos en todo el cuerpo.  El porno únicamente enseña a tener sexo ilusorio y fantasías si se está solo. Si se está con pareja enseña a tener sexo mecánico y desconectado con el propósito de la auto satisfacción sin pensar en complacer a la pareja, ya que únicamente se busca liberar el exceso de poder sexual que se encuentra estancado en el cuerpo creando grandes vacíos en el ser.  

Cuando interactúas con la pornografía, comienzas a unirte a ella y esa red de consciencia negativa te lanza tentáculos oscuros con los cuales uno es implantado y amarrado sin saberlo a una matriz de adicción conectada negativamente al planeta que también promueve enfermedades físicas y mentales. Una vez que se está ahí, uno es obligado todos los días a entregar su energía de fuerza de vida, ya que al momento de eyacular y descargar el semen después de algunos vídeos en el caso de los hombres, siempre una fuerza oscura se roba tu energía sin que lo sepas. Día con día el porno te va robando el alma, creando violencia interna y te va volviendo un zombie viviente con muy pocas oportunidades de salir de ahí. Mucha gente se encuentra estancada en ese espacio sufriendo en silencio sin saberlo.

En el caso específico de los hombres: Cuando se está en la matriz de adicción y uno se acostumbra a ver porno varias veces al día y eyacular constantemente, el drenaje energético es una realidad y la energía de fuerza de vida se va agotando discretamente y cuando se está en el peor punto, el hombre tiende a sufrir de agotamiento, impotencia, frustración y las oportunidades de relacionarse auténticamente y tener parejas estables se reducen al mínimo. Más allá de eso, uno abre el espacio energético para volverse un portal oscuro destinado a promover dolor y sufrimiento a través de los Programas de Miseria Sexual y los Programas Víctima-Victimario.

Cuando una persona inicia su proceso de despertar espiritual va a recordar que la energía sexual tiene que ser cultivada y purificada, ya que esta es la herramienta de alquimia más preciada que tiene el poder más grande de sanación y de iluminación. Entonces la sexualidad se vuelve un camino de sanación.

En este momento el iniciado va a ser llevado a recordar el camino del amante a través del Tantra, que involucra replantear el acto sexual como un acto completamente amoroso y conectado de forma personal o en pareja, qué significa aprender a separar el orgasmo, de la eyaculación y recordar cómo se despierta orgánicamente la energía Kundalini, que nos irá llevando en ese viaje de despertar y de ascensión en el planeta a reconectarnos con Dios. Esto para muchos es una tarea de vida y muchos venimos a experimentar la ascensión a través de la Sexualidad Sagrada.

En el camino del amante uno se vuelve alquimista y su tarea es purificar la energía sexual a través de la consciencia conectada al corazón con el propósito de transformar los metales pesados hibridizados e implantados inorgánicamente en nuestros cuerpos y transmutarlos en luz dorada. Ese es el viaje del alquimista y su vía de iluminación.

Así que por lo pronto hombres, hay que dejar de ver porno y entender que el porno está secuestrando nuestra energía. Entender que hay que cuidar nuestro semen, guardarlo y dejar de tirarlo en cada sentada en la computadora. Esa energía nos va a servir para sanarnos.

Hay que entender que el abuso de la masturbación con eyaculación para los hombres es absolutamente perjudicial si se está buscando sanación y expansión de conciencia. En lugar de tirar tu energía de fuerza de vida, se tiene que reorientar esa energía sexual creativa para crear arte, cultivar relaciones auténticas o crear emprendimientos que permitan a uno vivir más cómodamente en este planeta en estos tiempos.

Existe un movimiento mundial llamado NO FAP, que busca promover la conciencia en los hombres del cuidado de la energía sexual para evitar la masturbación y la pornografía con el propósito de fomentar la salud, los estados positivos de conciencia y el Despertar de Energía Kundalini.

En Youtube hay muchos vídeos en muchos idiomas incluido el español, en donde muchos hombres cuentan sus experiencias personales y los beneficios que obtienen, al dejar de masturbarse y ver porno, incluso te van contando cuántos días llevan de NO FAP y también hacen auto-retos. Vale la vida darle un vistazo. Hay todo tipo de experiencias y opiniones.

Por lo pronto, como regla de oro para todos los hombres que hoy están enfermos de cáncer, VIH, diabetes, depresión, falta de abundancia o cualquier condición degenerativa que estén buscando sanación:

Por favor, dejen de encomendarse a santos, no busquen limpias ni sanaciones, no hagan más rituales, no gasten dinero en suplementos ni medicamentos milagrosos, no leas libros de auto-ayuda.

¡No hagas ninguna de estas cosas hasta que dejes de ver porno y dejes de eyacular desmesuradamente! En ese acto existe un tremendo poder de sanación.

¡Vamos que se puede!

Luis

2 Comentarios

  • Hugo martinez

    es real me encanta el porno .pero ya me canse de esta adicción me quiero liberar y mira hoy encontré de casualidad cual es.mi enfermedad e incluso empezar al curarme gracias al ustedes .me conecte con brujas de otoño y de ahí con ustedes todo se conecta cuando buscas la sanacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *