La Mujer como Canal de Luz, El Hombre como Potenciador de la Consciencia

La mujer al tocar el pene del hombre intenciona limpieza y sanación ancestral, siendo éste un potencial inherente a la mujer como fractal de la Tierra, acto conciente que purificará cualquier rastro de densidad o impureza en el instrumento activador de su compañero para que cuando él entre en el portal de ella sea en la máxima vibración de pureza.

Somos Diosas Creadoras de Vida en la Tierra, en nuestros úteros reside un Poder Ancestral y Místico.

El útero es nuestro centro de Energía y Poder, Fuente de Vida, lugar de creación y expansión, la Flor de la vida. Nuestro útero, está conectado con el útero de la Madre Tierra, dónde se gesta toda la vida de éste planeta, y late al compás de los corazones de nuestros vientres femeninos, en una danza creativa, y co-creadora.