Diosa Tara: Exquisita Madre Cósmica y del Arcoiris

CULTURA ORIGINAL

Budismo Chino, Indio, Tibetano.

TENDENCIAS Y ENERGÍAS

Bondad, tolerancia, purificación, curación, inocencia, meditación, medicina, cumplimiento de los deseos, facilitadora de milagros, misticismo y conocimiento espiritual. Protectora contra los temores.

MENSAJE

Es tiempo de incorporar la meditación a tu vida. Observa tu respiración, encuentra una meditación de movimientos –yoga o taichi, por ejemplo-, repetición de mantram o de silencio.

SÍMBOLOS

Chakras, flores de loto, cuencos musicales y campanas; la imagen más conocida de Tara en los libros de sabiduría budista, en centros de meditación y en sitios de internet.

COLORES

Verde, Rojo, Blanco, Dorado, Negro.

FRASE TALISMÁN:

CULTIVAR LA COMPASIÓN ES UNA VERDAD ESENCIAL Click To Tweet

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES

 

A Tara se le conocía como la “dama de las naves”, la que tenía la “posibilidad de pacificar las aguas”. Estaban a su servicio unos espíritus femeninos que salvaban a los barcos de los naufragios. Se considera que es una figura parecida a deidades como la Virgen María o la diosa Stella Maris, protectoras de las aguas y de las tormentas.

Su nombre significa estrella y es la guía de los seres humanos hacia el camino del conocimiento y el despertar desde una perspectiva realista, dejando atrás el mundo de las ilusiones. Es la deidad hindú y tibetana de la sanación, de la propia maestría y perfección. Nos conecta con la plegaria y el ruego concretos para comprender la verdad y la sabiduría superior desde un lugar dulce y amoroso: la contemplación y la meditación.

A Tara se le invoca mediante las 108 cuentas del rosario, que responden a la misma cantidad de nombres de diferentes con los que se le conoce y que se suelen mencionar en los rezos de manera regular. Es la exquisita madre cósmica y del arcoiris. Existen 21 manifestaciones concretas de ella. Son sus 21 funciones, todas con la misma importancia, absorbentes y relevantes para la felicidad de los demás. 

Se le expresa con mayor frecuencia al pintarla de colores diferentes: verde, azul, amarillo, dorado, rojo y blanco, los cuales apuntan hacia sus diversas energías. 

Por ejemplo, la Tara verde representa intensidad, movimiento y sanación, mientras que la Tara blanca llama a la paz y la iluminación. En una de sus representaciones aparece en un bote que nos conduce hacia la lucidez y la auténtica realidad. 

En ocasiones se le ilustraba sentada en un león, sujetando el sol en una mano, y como una mujer muy elegante que mantiene entre sus dedos una flor de loto, planta sagrada para los cultivos en Oriente. 

LEYENDA Y MITOLOGÍA

Se trata de la deidad más popular en el Tíbet, donde además la llaman Dalma. Es la madre suprema, la gran Tara o Mahatara. La leyenda señala que la gente del Tíbet desciende de Avalokitesvara, el Buda femenino, y de Tara, la deidad protectora. En el siglo III fue incorporada al budismo mahayana, una de las líneas fundamentales de las enseñanzas del Buda. 

Shahrukh Husain la expresa así: 

Como creadora básica dio vida a los budas y a los bodhisatva. Es la diosa del ascetismo y del sendero de la sabiduría. La importancia que el budismo místico tibetano atribuye al principio femenino queda de manifesto en que todos los bodhisatvas tienen consortes, a menudo consideradas sus “energías” o “potencias” denominadas dakinis. Al igual que Tara, dichas mujeres son iniciadoras y conducen a los hombres a un estado de entendimiento de lo esotérico, habitualmente transmitiéndoles la energía divina a través de la unión sexual. 

Algunas ramas del budismo tántrico inician a sus acólitos al colocarles en el regazo la estatuilla de una dakini, como acto simbólico de la cópula. 

Con amor, Evelyn. 

One Reply to “Diosa Tara: Exquisita Madre Cósmica y del Arcoiris”

Comparte un comentario mágico aquí: