Amaterasu: La Diosa que te Conecta con tú Autoestima y Sol Interno

El nombre de la Diosa Sintoísta del Sol es Omikami Amaterasu, que significa “Sol y Diosa”. Amaterasu se traduce como “gran cielo iluminado”. El brillo y el poder intrínseco del Sol, como la luz en la Tierra, hace de ella una presencia muy significativa. Es una de las pocas imágenes femeninas que personifican al astro solar. Además, su origen e historia magnifican los espejos, los círculos. El Sol que aparece en la bandera de Japón es su símbolo principal. Es la guía de todas las divinidades, la guardiana de la gente en su país y una imagen de la unidad nacional. Se trata de la única divinidad que aún se considera conductora de una religión de importancia. 

Existen descripciones de “grupos de aldeas” japonesas controladas por chamanas consagradas a Amaterasu [cuenta Shahrukh Husain]. Los eruditos denominan “sintoísmo popular” a este culto rural e individual a fin de distinguirlo del sintoísmo estatal que sentó las bases del nacionalismo y del elegante y formal que se práctica en los numerosos y ornados santuarios de Japón. En el año 400 el culto a Amaterasu sobrevivió a los ataques del confucianismo y, posteriormente, a los del budismo, que estuvo al borde de mimetizar a la diosa con el Buda Solar.

Amaterasu es la Diosa generadora de la Autoestima Click To Tweet

El espejo de la Diosa Amaterasu nos indica que tenemos que revelar el brillo de nuestro propio Sol Interno, que hemos escondido por demasiado tiempo. Reclamemos el espejo por su sentido original de maravillarnos ante él para que cada una de nosotras, las mujeres, podamos reconocer nuestro ser radiante, original, salgamos afuera de nuestras cuevas y hagamos presente nuestra claridad y nuestra luz en el mundo. 

Como dice el proverbio japonés:

“Cuando el espejo está empañado, el alma no está pura.”

OTRAS DIOSAS SOL:

La gran madre Aditi en la mitología hindú estaba adornada por el Sol. Se le identifica con María, que también aparece en los evangelios como La Mujer Vestida por el Sol (Revelaciones 12, 1). Entre los ancianos árabes, el Sol era la Diosa Atar, a veces llamada “La Antorcha de los Dioses”. Los Celtas también tenían una Diosa del Sol llamada Sulis, cuyo nombre significa tanto “ojos” como “Sol”. Los alemanes la llamaban Sunna y en Escandinavia se le conocía como “La Gloria de los Elfos”.

SIGNIFICADO:

Te ronda alguno de éstos pensamientos:

¿Merezco toda ésta aura de luz? ¿Soy tan bella cómo me ven? ¿Me siento poco armónica? ¿Culpo a otros de mis conflictos? 

Es conveniente para ti la identificación con ésta Diosa, positiva: te ayuda a reconocer tus talentos, la belleza natural y la inteligencia con que te ha regalado la divinidad. ¡Disfruta! Asume todos tus instrumentos en el mundo con claridad y a la vez con madurez, equilibrio y serenidad. 

CULTURA ORIGINAL:

Sintoísta

TENDENCIAS Y ENERGÍAS:

Creación, luminosidad, iluminación, brillo, belleza, sanación, claridad, balance. 

MENSAJE: 

Eres merecedora y bella; debes saber cuándo estar presente y reconocer horas o días en los cuales conviene que te guardes. 

SÍMBOLOS: 

El espejo, el pájaro que anuncia el amanecer, la radiación del astro Sol, un collar de hebras de oro, una espada. 

COLORES:

Oro y amarillo

FRASE TALISMÁN: 

“Mi femenino irradia como un sol. “

“Estoy encantada conmigo, brillo e inspiro.”

Con amor, Evelyn.

 

Comparte un comentario mágico aquí: