La Emperatriz – Arquetipo del Tarot

DÁLETH

La Emperatriz está asociada a la cuarta letra del alfabeto hebreo, Dáleth que significa puerta. El paso de un portal a otro, de una a otra dimensión. Es la puerta que nos lleva al jardín, a nuestro propio jardín interior, ese espacio donde poder poner en práctica, donde poder desarrollar plenamente nuestra creatividad.

Palabras clave:

Venus; belleza, amor, instinto maternal, feminidad, sabiduría; conexión entre el espíritu y la materia; riqueza interior y exterior.

La emperatriz encarna y rige la feminidad en todas sus manifestaciones. Su forma y su entorno son expresión de la perfección y la belleza. Su presencia es tranquilizadora e irradia armonía. Sin embargo, su belleza no se limita a su aspecto exterior. El desarrollo de su feminidad en todos los aspectos le confiere un brillo especial. Aparece como amante y madre, gobernante y sabia. Su fuerza radica en sinergia entre los ideales y valores espirituales más elevados y la expresión terrenal y sensual de su feminidad, su amor y su alegría de vivir.

Los rasgos que la caracterizan son el ofrecimiento y la recepción de amor (blanco y rojo), la creatividad y la fertilidad (verde) y la comprensión y la sabiduría (azul). En la mano derecha sostiene un tallo de loto en forma de falo, que mece al chakra de su corazón entre los pétalos de su flor. La creatividad de la potencia masculina se funde con la capacidad de entrega femenina. La asimilación de su parte masculina da a la mujer un brillo especial y la hace más atractiva.

El pelícano rosado y blanco alimenta a sus crías con su propia sangre, simbolizando el amor incondicional de la madre que nutre a sus hijos con todo su ser. La imagen de la Emperatriz también alude a la Gran Madre, a la Madre Tierra que da a luz y alimenta a todos los seres vivos.

El águila bicéfala blanca (parecida al águila roja del Emperador) simboliza la transformación que resulta de la unificación de los distintos aspectos de la existencia. La luna y la tierra están unidas y rodeadas por un campo de fuerzas magnéticas. Cuando las zonas emocionales profundas del inconsciente (luna) se manifiestan (tierra), pueden ser comprendidas por la mente consciente (llamas azules a la izquierda y a la derecha de la figura). La integración de todos los poderes en el nivel más profundo crea un aura de totalidad y plenitud que atrae magnéticamente a otras personas, dándoles una sensación de seguridad y protección. La unificación de la tierra y la luna vuelve a representarse en la corona de la Emperatriz. La cruz de Malta subraya la importancia de la unión entre las cualidades espirituales y las materiales.

La cara de la Emperatriz está vuelta hacia la paloma: mira hacia el futuro. En su sabiduría, ha dado la espalda al gorrión, ave del pasado.

El arco abierto que se ve al fondo puede interpretarse como la puerta del cielo. La más hermosa aparición no es más que la indicación de algo mucho más grande y más bello que se oculta dentro de ella. Como dijo Herman Hesse en Iris:

“Todas las manifestaciones que se dan en la tierra son parábolas, y todas las parábolas son una puerta abierta a través de la cual el alma puede entrar, si está dispuesta a hacerlo, en las partes más profundas del mundo donde, de día y de noche, tú y yo somos uno. Todo el mundo pasa  por esa puerta en distintas épocas de su vida… Pocos son los que pasan por ella y logran abandonar la mera ilusión en favor de la realidad anticipada que se encuentra más allá.”

Interpretación:

La belleza por la que te atrae otra persona está dentro de ti. Ya seas hombre o mujer, te encuentras actualmente en un proceso de desarrollo y realización de tus aspectos femeninos. Se te ofrece la posibilidad de atender y resolver los conflictos no resueltos con figuras maternales.

Pregunta:

¿Hay una mujer fuerte en tu vida de la que querrías aprender?

Sugerencia:

Visualiza a tu mujer ideal. Haz una lista de sus características más importantes. Intenta descubrirlas en ti mismo y en otras personas. Rodéate de belleza y plenitud.

Afirmación:

Me siento llena de poder y de belleza.

Fuente: Manual para el Tarot Thoth de Alesiter Crowley

Con amor, Evelyn.

Comparte un comentario mágico aquí: