¿Qué es una Sacerdotisa?

Una Sacerdotisa es una mujer encargada de realizar alquimia y tiene conexión con todo lo que existe, tanto en los planos materiales como en los planos sutiles, y puede acceder a ellos en cualquier momento.

La Mujer Sacerdotisa es aquella que logra desafiar los límites impuestos y sobrepasar los obstáculos. Es quien se posiciona en la jerarquía social como guía, educadora, directora, consejera y, por encima de todas las cosas, es inspiradora de cambios.

Podríamos definir a la Sacerdotisa como una mujer que dirige las ceremonias, una Guía Espiritual. Existen muchos nombres con los que se la menciona: la Shaman, Shamana o Chamana, Curandera, Adivinadora, Oráculo, Pitonisa, Anciana Sabia, entre otros. En las diferentes culturas existieron, y existen, con una gran cantidad de nombres étnicos, tales como Machi, Sangoma, Eem, Babaylan y Mae de Santo, Bruja, Shaman Wu (en Asia), Cihuateotl (azteca), etc.

Ella es quien se reconoce como Ser Energético y como parte del Ser Energético Universal. Puede estar en diferentes planos al mismo tiempo, generando realidades distintas, y fluyendo con la sincronicidad para obtener acceso al campo de todas las posibilidades, en donde obtendrá todo lo que necesita para su alquimia.

La alquimia de la transformación personal es la que nos llama en estos tiempos a utilizar todas las herramientas que hay en cada uno de los planos para iniciar los cambios que nos llevaran a nuestra propia realización y a comprender que a través de nuestra evolución espiritual podremos acceder a transformar la energía planetaria.

Cada uno de nosotros, hombre o mujer, es una “Sacerdotisa”. Cada uno de nosotros tiene ese acceso a los planos materiales y sutiles, sólo hay que abrir la puerta o encontrar el camino. Esa puerta de acceso se encuentra a través de un trabajo personal que conducirá a una transformación individual sin precedentes. En la transformación, la persona que inicia el camino puede decidir el rumbo de su propia vida.

La Suma Sacerdotisa

En los arcanos del tarot, la Sacerdotisa, representa la mujer perfecta y es la esencia de toda la feminidad, aunque no precisamente de lo femenino en el sentido romántico del término. Es un principio pasivo; es la capacidad de dejarse conducir, y de aguardar. Simboliza el pensamiento femenino, la certeza instintiva que sólo reconoce algo cuando lo siente. Es capaz de percibir los planos de consciencia superiores y se deja guiar por su Ser interno.

La Suma Sacerdotisa protege al profundo misterio que rodea la vida y la muerte. Se interpreta como espiritualidad, intuición, paciencia, misterio, discreción, introspección. Esta carta simboliza el inconsciente, la preocupación por nuestros mundos interiores, las fuerzas espirituales y la comprensión de verdades más elevadas mediante los sueños y la intuición. Es una mujer sabia.

La Sacerdotisa es la Diosa de la fertilidad y se le atribuyen dotes curativas. Con sus facultades intuitivas y su clarividencia, intenta crear armonía y equilibrio interior. Nos lleva a la necesidad de mirar hacia dentro para reflexionar y meditar, para confiar en nuestros sentimientos, y para dejar que nuestros sueños e intuiciones nos guíen. Tiene la capacidad de ser firme, de tener fuerza, sutileza y la comunicación necesarias para lograr el equilibrio perfecto entre la razón y la intuición, el mundo material y sutil, su propio Yin y Yang.

Lo primero que debe aprender en su vida una Sacerdotisa es transmutar el odio por el amor, el miedo por fe, la oscuridad por luz.

Con amor, Evelyn.

Comparte un comentario mágico aquí: